ADECANA

  • Aumentar el tamaño de la letra
  • Tamaño de letra predeterminado
  • Reducir el tamaño de la letra

LA OBTENCION DE LA PRIMERA LICENCIA DE CAZA Y EL PERMISO DE ARMAS

EN EUROPA LAS AUTORIZACIONES PARA CAZAR Y POSEER ARMAS ESTAN SOMETIDAS A UN EXTRICTO CONTROL ADMINISTRATIVO QUE NADA TIENEN QUE VER CON LO QUE OCURRE EN ESTADOS UNIDOS.

Tal como dispone la Ley de Caza y Pesca de Navarra, la actividad cinegética la puede ejercer cualquier persona que, habiendo acreditado la aptitud y el conocimiento precisos, esté en posesión de la pertinente licencia de caza, disponga de la autorización de los titulares del coto donde cace, y cumpla el resto de los requisitos normativos que impone la normativa, entre ellos el concertar un seguro de responsabilidad civil que cubra la obligación de indemnizar los daños que pudiere causar con motivo del ejercicio de la caza.

Para la obtención de la primera licencia de caza un  requisito necesario es el haber cumplido 14 años y la acreditación de haber superado el correspondiente examen del cazador, necesitando los menores de edad autorización escrita de la persona que legalmente le represente y acompañamiento de ellos cuando la practican.

Por el contrario, no podrán obtenerla quienes no reúnan las condiciones y requisitos que se establezcan para su obtención, los inhabilitados para obtenerla por sentencia judicial firme o infractores que estén inhabilitados.

EXAMEN DEL CAZADOR

Para obtener por primera vez la licencia de caza de la comunidad foral de navarra, es necesario el haber superado las pruebas de aptitud y conocimientos precisos de las materias relacionadas con la caza, para lo cual el gobierno de navarra establece dos convocatorias durante el mes de marzo de cada año, donde tras el estudio de un manual preparatorio y un cuaderno de preguntas se les somete a un examen que le habilite para ello, cuyo plazo de inscripción ha finalizado el pasado 9 de marzo.

 

 

PERMISOS DE ARMAS.

En  Navarra, tal como ocurre en España y en el resto de Europa, la normativa que regula el acceso a las armas no tiene nada que ver con lo que ocurre por ejemplo en Estados Unidos, sino que su autorización para poseerlas y utilizarlas para el ejercicio de la caza es muy restrictivo y dotado de un exhaustivo control por parte del Ministerio del Interior a través de la Intervención de Armas de la Guardia Civil.

Además de la licencia de caza, si se utilizan armas o medios para cazar que precisan una autorización especial, es necesario estar en posesión del correspondiente permiso de armas, que puede ser para escopetas o rifles.

Miguel Iñigo Noain, ex presidente de adecana, y un gran aficionado a la caza y a las armas, es un gran experto en ellas, destacando los cursos que imparte en Navarra y en otras comunidades  para enseñar su correcto uso en la caza y en las pautas de seguridad que son necesarias para su correcto uso.

Miguel nos indica que “para obtener un permiso de armas es de aplicación lo dispuesto en el real decreto 137/1993, y resto de normativa aplicable, indicando que su solicitud ha de presentarse en la intervención de armas de la guardia civil correspondiente al domicilio del interesado, destacando que hay que hay que pasar un examen con parte teórica y práctica, aportar un certificado de penales., un certificado médico y psicológico para demostrar las aptitudes psicofísicas del solicitante, presentar una licencia de caza en vigor, y en caso de que sea la primera vez que se obtenga haber aprobado el examen del cazador. En prueba de que se controla a lo largo del tiempo Miguel puntualiza que es objeto de un seguimiento, al tener que renovarse cada cinco años, presentando la misma documentación, todo ello acorde con la Normativa Europea de Control de Armas.”

El doctor Iñigo hace mención a que “cada arma autorizada dispone de su propia guía de pertenencia a la que se le pasa cada cierto tiempo revista, de forma que en la intervención de armas saben perfectamente quien tiene cada arma y si cumple los requisitos para seguir de idoneidad para seguir teniéndola.  Si a ello le unimos que el uso de las armas está muy regulado su uso en la caza, la prohibición de utilización en zonas de seguridad, guarda y en el transporte, la ciudadanía puede estar tranquilos que aquí el uso y autorización para tener armas es objeto de una minuciosa regulación y control.”

Tras consultarlo en la Intervención de Armas de Pamplona, además de lo anteriormente comentado indican que cada aspirante a obtener un nuevo permiso de armas es objeto de un estudio pormenorizado de los condicionamientos para obtenerla, así como que existe una conexión inmediata y diaria con los centros médicos donde se examina y se emiten los certificados de aptitud a los solicitantes de permisos de armas, y cuando estos detectan algún problema se procede a la inmediata retirada cautelar de las armas y sus licencias. Además de ello la relación con los Juzgados es igual que la anterior, especialmente cuando se constatan personas con habilitadas con permisos de armas incursas en casos de violencia de género, peleas, reyertas, así como cualquier problema que pudiera generar un peligro.

Desde la Asociación de Cazadores Navarros informan que “en nuestra comunidad hay actualmente entre cazadores, tiro deportivo y seguridad privada entre 27.000 y 28.000 permisos de armas y los problemas que ello generan son mínimos y excepcionales. No obstante, los cazadores nunca tenemos que bajar la guardia y tener el máximo cuidado y responsabilidad con su uso y posesión.”