ACCIDENTES POR ATROPELLO DE FAUNA

FACTORES QUE INFLUYEN EN SU AUMENTO Y EN ...

FACTORES QUE INFLUYEN EN SU AUMENTO Y EN SU DISMINUCION

 

Desde hace varios años, estamos sufriendo un importante aumento de los accidentes debidos a atropellos de fauna cinegética como jabalíes, corzos, ciervos, zorros y conejos, y también protegidos como tejones, gatos monteses, diversos mustélidos, etc. Un tanto por ciento muy elevado de ellos se producen entre las últimas horas del atardecer y las primeras horas de la noche o un poco antes del amanecer, que precisamente es cuando los animales salen de sus encames en busca de alimento y agua. Excepcionalmente puede haber alguno durante el día, pero esto es algo excepcional, salvo que hayan sido desplazados por alguna batida o asustados por otros usuarios del monte. Ocurren sobre todo los fines de semana, y muchos de ellos independientemente de la actividad cinegética, pues ocurren durante todo el año, tanto en época de caza como de veda, siendo rara la noche en la que no haya que lamentar alguno. Afortunadamente se suelen saldar, la mayoría, con daños exclusivamente materiales, pero existe un gran riesgo de que se produzcan graves daños personales, y de hecho en algunos casos incluso ha habido que lamentar el fallecimiento de algunas personas. Ocurren tanto en las carreteras abiertas, como en vías de alta capacidad valladas como autovías y autopistas.

 

A entender de ADECANA son varios los factores que influyen en este aumento de accidentes:

  • Incremento de las poblaciones de fauna silvestre:
    • Este incremento, sobre todo de jabalíes, ciervos, corzos y tejones, se debe a diferentes causas. Debido a los cambios climáticos, con inviernos más suaves hay una menor mortandad entre los animales, que sobreviven mejor que cuando las condiciones climatológicas son más duras y adversas, como antiguamente pasaba con las grandes nevadas que ocasionaban una gran mortandad de animales.
    • También influye el aumento de los recursos alimenticios debido a los nuevos cultivos agrícolas, sobre todo en la zona de influencia del Canal de Navarra donde cada vez hay más regadíos y maizales. Esta conjunción de alimento y refugio donde guarecerse tiene como consecuencia una mayor fertilidad de las hembras. No podemos ignorar que cuando las jabalinas tienen unos 7 meses y alcanzan un peso aproximado de 30 kg. ya son fértiles. Los desplazamientos de esta fauna en busca de alimento suelen ser nocturnos y en ellos atraviesan las carreteras donde son atropellados.
    • La desaparición de muchas actividades ganaderas y forestales ha provocado un abandono del monte que, como consecuencia, se hace más denso y ofrece un mejor refugio para la fauna.
  • Aumento del tráfico nocturno:
    • Hace treinta años no había la alta densidad de tráfico nocturno que existe actualmente. Esta diferencia se aprecia, sobre todo, los fines de semana por motivos de ocio, y es lógico que a más tráfico se correspondan más accidentes.
  • Aumento de la velocidad:
    • Actualmente, debido a las mejoras tanto en las carreteras como en los vehículos, se circula a una velocidad muy superior a la habitual hace 30 años y a mayor velocidad menor capacidad de respuesta del conductor.
  • Poca visibilidad:
    • La fauna elige para desplazarse los caminos más sucios, en los cuales se siente más segura, utilizando las mismas sendas con asiduidad cuando cae la noche.  A   pesar de los trabajos de limpieza que el Gobierno de Navarra lleva a cabo en las cunetas de unas concretas zonas, hay muchos tramos de carretera donde la presencia de fauna puede ser sorpresiva para los conductores que no tienen tiempo para reaccionar y que, en ocasiones, realizan maniobras evasivas cuya consecuencia es agravar el accidente, sobre todo cuando se trata de animales pequeños como los conejos, mustélidos e incluso erizos que también son atropellados.

 

FACTORES QUE INFLUYEN EN SU DISMINUCIÓN

A entender de ADECANA, tal como se hace en otros países y comunidades, como por ejemplo en Soria, no solo hay que limpiar las cunetas, sino en las zonas más conflictivas conviene limpiar de maleza por lo menos 50 metros de ancho con el fin de que los conductores puedan ver los animales con tiempo suficiente y poder aminorar la marcha. No hay más que ir a carreteras del centro y sur de Navarra y comprobar como hasta el mismo linde de la carretera están cultivados de maizales con el peligro que ello supone  que en ellos de improviso se te cruce un animal sin dar tiempo a nada.

Hace unos años ADECANA ha solicitado a la Administracion foral, basándose en el estudio encargado por la Administración de “Las relaciones entre la fauna silvestre y las vías de comunicación en la Comunidad Foral de Navarra”, cuyo autor es el equipo de trabajo de Jesus Elósegui, que se llevaran a cabo una serie de actuaciones para  minimizar la gran cantidad de accidentes, tales como un mayor control de zorros;  adecuación de los cupos de ciervos y corzos sobre todo para eliminar excedentes de hembras;  limpiezas de  maleza de las zonas colindantes de los tramos de carreteras de mayor siniestralidad; adecuación de pasos subterráneos completándose con vallados instalados a sus lados para embocarlos a través de estos puntos; así como la reparación y correcto cerramiento del vallado de las autopistas y autovías, elevando la altura de sus cerramientos, sobre todo la Autovía del Camino que tiene una valla de solo un metro y medio de altura  hasta por lo menos 2 metros, enterrando con cemento la parte inferior de las mismas, para evitar que los jabalíes abran huecos por debajo, y que los corzos y los ciervos salten por encima de ellas, esto último todavía sin solucionar y que urge ser solucionado.