HAY QUE PREMIAR A LOS CAZADORES QUE MAS TRABAJAN

LOS DIAS DE CAZA DE LA PERDIZ, UNA ASIGNATURA PENDIENTE ...

LOS DIAS DE CAZA DE LA PERDIZ, UNA ASIGNATURA PENDIENTE

A la espera de que el Departamento de Medio Ambiente convoque a la Comisión Asesora de Caza la propuesta de la Orden de Vedas para la temporada 2021-2020, ADECANA y los cazadores navarros esperan que en lo que respecta a la caza de la perdiz no vuelvan a caer en el error de volver a pretender incluir un máximo de 2 o 3 días de perdiz a los cotos cuando dispongan en primavera del año en curso de un número de reproductores de perdiz igual o superior al 50% de potencialidad establecida en el Plan de Ordenación Cinegética, perjudicando enormemente a los que han estado trabajando todo el año y tengan ejemplares para cazar bastante más días.

Como dice un conocido cazador de perdices “Dos días de perdiz para la temporada con cupo de 2 ejemplares hasta las 2 de la tarde... Un año con el perro, con ilusión, trabajando todo el año en el campo, contando parejas, viendo resultados... y luego otra vez por el artículo 33, sin tener en cuenta el estado real del acotado, se convierten en sólo tres días hábiles. Parece que pretenden que colguemos la escopeta. Lo que están haciendo con la reina de la caza menor en Navarra parece una "invitación" a pasarnos todos a la caza mayor, y así hacer gratuitamente para la administración de "controladores de población"...

 

 

Tal como afirmaron el año pasado 8 de los 9 miembros de la Comisión Asesora de Caza, “El no apoyar a los cotos con buenas densidades y no aprovechar y mandar un mensaje de que "el esfuerzo merece la pena", es lo peor que se puede hacer, ya que con ello lo que están consiguiendo es que la gente que realmente trabaja se desanime y deje de realizar mejoras medioambientales que benefician a todas las especies, tanto protegidas como cinegéticas que habitan en la estepa cerealista.”

Ante ello, los gestores de los cotos y ADECANA se preguntan “¿Para qué sirven los P.O.C. si a la hora de la verdad no se tiene en cuenta su pretendido valor? Tal como comentan muchos de ellos, “nos obligan a contratar y pagar a un técnico para elaborar unos Planes de Ordenación Cinegética que incluyen unas pautas de trabajo para mejora de la especie, obligándonos a realizar unos conteos y seguimiento que entendemos que son pieza fundamental para un correcto aprovechamiento y mejora de esta especie, pero año tras año no se tienen en cuenta los resultados de los mismos, sino los realizados de forma parcial y apresurada por el Guarderío de Medio Ambiente con mucho menos rigor que los que nosotros realizamos en todos nuestros cotos.”

Piden que se tenga en cuenta la producción y supervivencia real antes de la caza.

Lo que el colectivo de cazadores pretende es que el Departamento de Medio Ambiente cambie la inercia de tantos años, y lleve a efecto el compromiso que adquirió el Servicio de Caza el año pasado, y en vez de dar 2 días (3 cuando se protesta) para todos por igual limitándose para ello a tener únicamente en cuenta los conteos de primavera de reproductores antes de la cría, tengan en cuenta cual ha sido la producción y supervivencia real antes de la temporada de caza, teniendo para ello que realizar otros conteos a final de verano, que es cuando realmente se ve cuantos bandos de perdices hay en el coto, y que en base a ellos, a cada sociedad de Cazadores se le adjudique los ejemplares que pueda extraer del campo o los días que se le permita cazarlas. Muchas veces ocurre que, si acompaña la climatología y ha habido una buena cría (Por ejemplo 4 perdices por pareja), cotos que no llegaban al 50% de potencial en primavera, a principio de la época de caza lo sobrepasan con creces, y al contrario, que por las tormentas u otras causas una gran cantidad de parejas hayan tenido una mala producción, y por ello habrá que restringir su caza.

El año pasado el Servicio de Caza se comprometió a modificarlo

Tras la polémica y el descontento por parte del colectivo de cazadores que por este tema ha habido estos dos últimos años, desde el Servicio de Caza se comprometieron a estudiar una modificación del sistema, por lo que desde ADECANA esperan que este año en la Orden de Vedas se establezcan un sistema más adecuado y real para el aprovechamiento de la perdiz, más si cabe, porque el año pasado se quedó mucha perdiz sin cazar y este año se espera que haya una buena cría ya que se ven muchas parejas.

Los cazadores son conscientes de que realizar en verano un segundo conteo de los bandos que hay en los cotos, exige tanto a los titulares de los aprovechamientos como a los técnicos de la Administracion foral una mayor dedicación para validar/contrastar los datos reales de población, pero esto es lo que el Departamento de Medio Ambiente tiene hay que hacer si se quiere hacer una gestión correcta. Lo que no es de recibo es que por ahorrarse trabajo, cojan el camino más fácil de tratar a todos los cotos por igual y dar un número de días concretos.

 

 

Hace años, se hacían los dos conteos, pero quien los quitaron fue el Departamento de Medio Ambiente, a entender de algunos por ahorrarse trabajo en verano, De hecho en muchos cotos de forma voluntaria se siguen haciendo unos conteos de los bandos antes de empezar la caza, que de nada sirven, escudándose la Administración en unos conteos que de forma generalizada y a todo correr hacen los guardas de medio ambiente en unos pocos cotos tratando por igual a todos los cotos sin tener en cuenta que en muchos cotos hay más perdices que en otros, precisamente los que más han trabajado en su mantenimiento. A ello hay que sumarle que los datos de población mínima para cazar que contemplan los POC para cada zona cinegética están calculados hace muchos años, cuando la situación de la perdiz roja era mejor. La potencialidad de los cotos debería de revisarse en función de la situación actual, y, entonces, las estimaciones de población deberían ser mejores que los que la Administracion considera.

No se tiene en cuenta los pocos cazadores de perdiz que hay en Navarra

Para la elaboración de un calendario correcto no solo hay que tener en cuenta el número de parejas en primavera, y producción a finales de verano, sino que hay un dato muy importante que no se tiene en cuenta, y es el número de cazadores de perdiz que cazan en cada coto, el cual es muy pequeño, ya que es una caza de gran exigencia que solo pueden realizar los cazadores más jóvenes aptos para ello, siendo la media de edad en las sociedades cercana a los 60 años.
Se echa en falta proyectos de recuperación de hábitats.

Si realmente el Departamento de Medio Ambiente quiere recuperar la perdiz y realizar una correcta gestión medioambiental de la misma liderando proyectos de recuperación de hábitats, tiene que dejar la fácil postura de quitar días de caza, cosa que va en contra del interés de los cazadores en recuperarla al eliminar los incentivos de trabajos de mejoras para su recuperación por parte de las Sociedades. Esperemos que en el proyecto de la Orden de Vedas para esta temporada se vean los cambios que con la gestión de la perdiz se comprometieron a hacer.